Clausura Delegado del Gobierno en Andalucía-IV Seminario Internacional sobre Problemas Emergentes en Seguridad CISDE

¿A qué amenazas se enfrenta España?

Verónica Sánchez Moreno

El terrorismo, los retos para la seguridad privada, la comunicación de atentados, la investigación científica en materia de seguridad, el voluntariado, la protección civil o los equipos de búsqueda y rescate son algunos de los temas que se trataron en el IV Seminario Internacional sobre Problemas Emergentes en Seguridad que tuvo lugar el viernes 25 y el sábado 26 de noviembre en Sevilla. 

La inauguración de dicho encuentro, organizado por el Campus Internacional para la Seguridad y la Defensa (CISDE) estuvo presidida por el general de división jefe de la IV Zona de la Guardia Civil, Laurentino Ceña Coro; el cónsul de Portugal en Sevilla, Jorge Monteiro; el presidente de CISDE, Carlos González de Escalada y Álvarez; el profesor José Domínguez León, a la sazón director científico y coordinador del Seminario y el coronel Gonzalo Mª López-Pozas y Díaz, jefe de la Secretaría Técnica del

Mesa presidencial de la apertura oficial del Seminario.

Mesa presidencial de la apertura oficial del Seminario.

Cuartel General de la Fuerza Terrestre del Ejército de Tierra (FUTER). Éste, durante su intervención en representación del teniente general Juan Gómez de Salazar, jefe de la FUTER, subrayó la importancia para el Cuartel General de la FUTER de estar cerca de los foros académicos en los que la seguridad y defensa es motivo de reflexión. A continuación, el cónsul de Portugal explicó que la globalización ha favorecido el desarrollo de nuevos riesgos como los estados fallidos, la degradación ambiental y el terrorismo internacional por lo que se hace necesario un “nuevo despertar para la Unión Europea” y la colaboración entre Estados. Por su parte, el general Ceña señaló que la nueva Ley de Seguridad Nacional define como ámbitos de especial interés, entre otros, la seguridad económica y financiera, la preservación del medio ambiente, la ciberseguridad, así como la seguridad marítima, aérea y ultraterrestre, sin olvidarnos de amenazas como la “lacra del terrorismo o del crimen organizado”, de ahí, enfatizó el jefe de la IV Zona de la Guardia Civil, la importancia de este Seminario, en el que tienen cabida todos estos temas. Por último, el presidente de CISDE destacó que los españoles “tenemos la responsabilidad de contribuir a la Seguridad Nacional”.

Seguridad Privada y Protección Civil
El profesor José Domínguez León realizó la ponencia inaugural del IV Seminario Internacional sobre Problemas Emergentes en Seguridad, sobre los avances en el análisis del terrorismo emergente. Domínguez destacó que la tendencia actual de los terroristas es conseguir ataques múltiples con muy poco esfuerzo, a la vez que subrayó la inconveniencia de retransmitir estos ataques en directo en medios de comunicación y redes sociales porque, aunque es cierto que así se advierte a la población, también se informa a los atacantes. Además, desde el punto de vista de los analistas, el coordinador del Seminario, enfatizó que “hay que elaborar perfiles”. “Tenemos que saber ver donde los demás sólo miran”, afirmó.

La primera mesa la abrió Jesús Solís, jefe del servicio de planificación de Protección Civil de Andalucía, exponiendo la necesidad del encauzamiento de la protección civil dentro del ámbito de la Seguridad. Posteriormente, el analista José Carlos Díaz explicó el papel de las agencias de Seguridad Privada en zonas de conflicto y la polémica por la actuación de algunas de ellas, lo que deriva en un actual intento de regulación. Seguidamente, el comandante del Ejército de Tierra y miembro de la FUTER, Francisco Antonio Olivares, trajo a escena la transformación que en la actualidad se está produciendo en las organizaciones terroristas, por lo que es necesario que, para luchar contra el mismo, la comunidad internacional se adapte, teniendo siempre como centro de gravedad la población del país en conflicto y como elemento vital la inteligencia. El último en intervenir en esta mesa fue el técnico del 112 en Andalucía y presidente del Instituto Español para la Reducción de los Desastres (IERD) José Antonio Aparicio que, en declaraciones para el Observatorio de Inteligencia, Seguridad y Defensa, afirmó que los ataques terroristas buscan como objetivo “la población civil en grandes concentraciones”. En estas grandes concentraciones muchos de los asistentes son menores, lo que plantea complicaciones a la hora de la actuación de los servicios de protección civil. Asimismo, como presidente del IERD, destacó que en la zona de Cádiz los maremotos “nos visitan cíclicamente”, la buena noticia es que “subiéndose a una segunda planta” ya sería más que suficiente para salvarse de dicho maremoto, porque las olas no llegarían a alcanzar más de 8 metros.

Seguidamente, el director de Seguridad Privada José Carlos Ramos dio inicio a la segunda mesa, aportando una perspectiva de la inseguridad desde la empresa privada y subrayando que, en la lucha contra las amenazas emergentes, este tipo de organizaciones tiene herramientas de cooperación pero no cuentan con proporcionalidad en los métodos, teniendo en cuenta la equipación de los vigilantes de seguridad, por lo que se hace necesario mejorar la formación de estos. Desde la visión de los responsables que prestan los servicios, el gerente de ISS Joaquín Delfín señaló que “se busca personal cualificado y orientado al servicio al cliente” por lo que “sometemos a nuestros profesionales a cursos de formación constantes”. Finalmente, José Antonio Vera, gerente de un centro comercial, trajo a la mesa el punto de vista del cliente de un edificio de pública concurrencia y alto riesgo, citando como “puntos calientes” de los centros comerciales, el parking y los aseos.

Juristas y analistas académicos

Tercera mesa.

Tercera mesa.

La última mesa de la tarde comenzó con los vacíos jurídicos en la protección de la Seguridad Internacional, explicados por la Letrada de la Administración de Justicia Cecilia Carande, que destacó la figura del apátrida como de especial vulnerabilidad. A continuación, el profesor de la UNED José Domínguez Hacha, proyectó una visión jurídica de los Derechos Humanos, la Unión Europea y la Seguridad, subrayando la necesidad de “redefinir Europa”. “Habría que dotar, desde el punto de vista jurídico, con más capacidades al ámbito político respecto al económico que es el que ha predominado hasta el momento”, afirmó Domínguez, “así podremos hacer frente a los problemas de seguridad interior y exterior”. Por su parte, el miembro de la Academia Andaluza de la Historia, Emilio Luis Tejero, habló del modelo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, destacando que el concepto de seguridad actual proviene del calvinismo protestante y que, al contrario de lo que se nos intenta hacer creer “seguridad y libertad no están contrapuestas”. Por último, José Antonio Beato, secretario general de Andalucía del Sindicato Unificado de Policía (SUP), hizo un repaso por los retos de la seguridad pública en materia de coordinación, destacando la importancia de la información a la hora de hacer frente a las nuevas formas de delincuencia. Asimismo, el portavoz del SUP puso de relieve que “el modelo policial actual está obsoleto” y “hay que evolucionar, hacia un cuerpo único estatal que se adscriba funcionalmente pero no orgánicamente a las comunidades autónomas, de tal forma que al depender toda la policía del Gobierno de la nación haya menor coste, los recursos se manejen de forma más eficiente, se luche con más eficacia contra la lacra del terrorismo y la delincuencia organizada”.

La jornada del sábado dio comienzo con los retos para la investigación científica en Seguridad y Defensa, presentados por el presidente de CISDE, Carlos González de Escalada, que subrayó la idoneidad de “investigar para descubrir y publicar para ensanchar el conocimiento científico”, así como la necesidad de recursos para financiar las investigaciones en esta materia. Seguidamente, Elena Estévez trajo al Seminario las consecuencias y la repercusión mundial de la comunicación de los atentados de París de noviembre de 2015 y de Niza de 2016, destacando que “la sociedad se está acostumbrando a vivir en un constante estado de alerta”, así como el crecimiento de la propaganda y captación terrorista en Internet, para lo que tanto organizaciones institucionales como ciudadanos y otros colectivos como Anonymous, están desarrollando una estrategia de ciberdefensa, contrapropaganda y contranarrativa. Tras ella, la analista de riesgos Julia Martínez, habló de los riesgos a la estabilidad e integridad de los sistemas financieros internacionales, apuntando que la coexistencia de sistemas tradicionales de pago con el convencional, así como del dinero de papel, el electrónico y las monedas virtuales, obstaculiza el proceso de inclusión financiera. Finalmente, el profesor José Domínguez León habló de las tareas inmediatas de la prospectiva frente al terrorismo emergente, destacando puntos flacos en el mapa y las organizaciones y señalando que en la ofensiva militar contra Daesh “se están generando una serie de vacíos que los terroristas intentan llenar mesiánicamente destruyendo ciudades o realizando ataques mediáticos”.

Desde el punto de vista operativo
El martirio como arma de guerra y terrorismo fue el tema presentado por los profesores Pedro Rivas y Pablo Rey que inauguró la quinta mesa del Seminario. Rey destacó que el fenómeno del martirio, en el que los suicidas se convierten en héroes, va en aumento y el mayor número de ataques se producen en países musulmanes. Tras él, la psicóloga Mercedes Gómez, trató los atentados contra la humanidad desde el punto de vista de la Psicología, subrayando que la exposición continua a las mismas noticias genera la habituación de la sociedad, por lo que “es importante informar pero también sensibilizar”. Seguidamente el profesor y director del Máster Internacional sobre Ciberseguridad y Ciberdefensa de CISDE, Francisco Javier Urueña, trajo sobre la mesa un tema tan actual como la propaganda yihadista en la Red, señalando Facebook como la red más utilizada para captación en dicho mundo, así como el aumento del uso de WhatsApp y Telegram para conseguir captar adeptos para Daesh. Posteriormente, el director de seguridad privada Antonio Jesús Acevedo, reclamó para este sector una mayor reglamentación así como un mayor reconocimiento social “que se consigue mediante el estatus que genera realizar labores académicas”. Y por último, María Luisa Jiménez, licenciada en Geografía e Historia, realizó un repaso por los mercados ilegales y la violencia armada que confluyen en el Sahel.

Quinta mesa.

Quinta mesa.

Para comenzar la sexta y última mesa del Seminario, las delegadas del Grupo Gea en Sevilla y Cádiz respectivamente, Yolanda Perera y María Elena Correas, trataron la labor de los grupos de voluntariado en catástrofes, así como la importancia de la Seguridad en los equipos de búsqueda y rescate, recalcando que la información es una medida de seguridad y que hay que saber controlar la situación ante una catástrofe. Después de ellas, el capitán del Ejército de Tierra Pablo José Molina, puso de relieve las amenazas emergentes en Ceuta, una ciudad que carece de industria y se nutre de ayudas pero en la que, pese a la imagen que se proyecta de ella en los medios de comunicación, no está creciendo la amenaza terrorista más que en el resto de España, sin observarse una relación directa entre pobreza y terrorismo. Seguidamente, el teniente coronel de la Guardia Civil Ramón María Clemente explicó la actuación de la Benemérita ante el terrorismo, subrayando la amenaza que suponen los retornados y los lobos solitarios, que tienen como objetivo prioritario “a los que van de uniforme”. Asimismo, afirmó que la amenaza terrorista se ha incrementado y que, por ello, la Guardia Civil se centra en detener a los radicalizados. Pocas veces se trata el tema del terrorismo cultural, estudiado por el profesor de CISDE Juan José Oña. Un terrorismo que niega y aniquila la cultura del otro y que hace necesario que haya especialistas de seguridad que se infiltren para acabar con este tipo de terrorismo, más teniendo en cuenta que España cuenta con un importante conjunto patrimonial. El profesor de la Universidad Pablo de Olavide, Guillem Colom, puso punto y final a esta última mesa, repasando los objetivos y limitaciones de la tercera estrategia de compensación estadounidense en Asia-Pacific. “Estados Unidos quiere volver a liderar otra revolución tecnológica para que sus posibles competidores no consigan alcanzar su capacidad militar”, subrayó, por lo que el resto de países deben “invertir en planes de investigación y desarrollo”.

España no baja la guardia
La clausura de este IV Seminario Internacional sobre Problemas Emergentes en Seguridad estuvo presidida por el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz Cabello, el coronel Carlos Mª Salgado Romero, jefe de Operaciones del Estado Mayor del Cuartel General de la Fuerza Terrestre, el presidente de CISDE, Carlos González de Escalada y el coordinador del Seminario, el profesor José Domínguez León. Y a ella también asistieron mandos policiales y la subdelegada del Gobierno en Sevilla, Felisa Panadero Ruz.

El profesor Domínguez fue el primero en intervenir, destacando que las 28 ponencias realizadas en este seminario serán

Sexta mesa.

Sexta mesa.

publicadas por CISDE durante el primer trimestre de 2017. Por su parte, el coronel Carlos Mª Salgado Romero, jefe de Operaciones del Estado Mayor del Cuartel General de la Fuerza Terrestre, destacó que los militares son una parte más de la sociedad, pero que todo el mundo puede participar en la Defensa de España. Asimismo, el coronel Salgado explicó la labor de los militares españoles desplegados en operaciones en el exterior, que “están posibilitando que vivamos en libertad, en un mundo desarrollado”. Porque, como subrayó el presidente de CISDE, Carlos González de Escalada y Álvarez, “la seguridad no es absoluta nunca y no podemos desfallecer”, por ello, ahora son más importantes que nunca iniciativas como este IV Seminario Internacional sobre Problemas Emergentes en Seguridad, “para difundir la cultura de seguridad y defensa” ya que, como recoge la Ley de Seguridad Nacional, ésta “es cosa de todos”.

Unos problemas que quedaron más que patentes durante la intervención de Antonio Sanz, delegado del Gobierno en Andalucía, que afirmó que más de la mitad de los 445 grupos de crimen organizado detectados en España tiene conexiones internacionales. Según Sanz, desde junio de 2015, fecha en la que España elevó el nivel de alerta antiterrorista al 4, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han detenido a 161 terroristas yihadistas. En este 2016 se han realizado 28 operaciones contra este tipo de terrorismo, dos de ellas en Andalucía, con un total de 56 detenidos, tres de ellos en dicha comunidad autónoma. Los éxitos policiales en materia de refuerzo de las medidas para evitar y prevenir los ataques yihadistas indican que “España es un país seguro” y “no bajamos la guardia”. “La ciberdelincuencia, la vulnerabilidad energética, los desastres naturales o las nuevas amenazas terroristas deben dar pie a nuevos mecanismos de prevención, coordinación y respuesta y a nuevas estrategias de seguridad sectoriales ante situaciones de catástrofes, seguridad marítima, energética o ciberseguridad”, subrayó Sanz, que destacó como “prioridad absoluta” para el Gobierno la ciberseguridad, con cifras tan significativas como que en el último año los ciberataques a infraestructuras críticas del Estado han crecido un 106%. La creación del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), el plan de prevención de la radicalización en centros penitenciarios y la nueva ley de Protección Civil son, en palabras del delegado del Gobierno en Andalucía, algunos de los aciertos más recientes en materia de Seguridad. Del mismo modo, Sanz apuntó como ejes vitales para luchar contra las nuevas amenazas la colaboración ciudadana, la cooperación entre cuerpos policiales, la coordinación, el intercambio de información y la colaboración internacional.

intervencion-y-mesa-guillem-colom

Última ponencia, realizada por Guillem Colom.

Por último, el delegado del Gobierno felicitó a CISDE por el éxito de este Seminario, que contó con más de 60 asistentes y que, en palabras de Sanz, “ha logrado dar claves fundamentales en los retos que nos plantea la globalización con todas sus nuevas amenazas”, así como “por la labor encomiable” que el Campus Internacional para la Seguridad y la Defensa realiza desde 2009. “Una actividad divulgativa de conocimiento y de formación dirigida a miembros de Fuerzas Armadas, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y otros colectivos profesionales, entre los que voy a mencionar en especial a la seguridad privada, contribuyendo así al fortalecimiento de la Defensa Nacional y al reto y objetivo de la seguridad ciudadana”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario