Renacemos como Observatorio de Inteligencia, Seguridad y Defensa

Carlos González de Escalada Álvarez/ Sevilla.

Como director de un refundado Observatorio de Inteligencia, Seguridad y Defensa, me cabe el honor de dirigirme a los lectores por primera vez desde esta renovada cabecera. «El Observatorio» como lo conocen sus fieles , nació el 1 de junio de 2007, con el nombre de Observatorio de las Fuerzas de Reserva. Hace cinco años, teníamos un público objetivo muy concreto, el novísimo y pujante colectivo de reservistas voluntarios españoles. Dos años después, corría 2010, el Observatorio se refundó como Nuevo Observatorio de las Fuerzas Armadas y Reserva Militar, ampliando su campo de acción editorial al mundo militar y no únicamente reservista.   Hoy renacemos de nuevo.

Nuestros lectores se asoman por primera vez al Observatorio de Inteligencia, Seguridad y Defensa la «publicación insignia» del CISDE. La principal novedad es que «El Observatorio» se fusiona al Campus Internacional para la Seguridad y la Defensa, convirtiéndose en su revista digital especializada. Creemos por tanto en una retroalimentación entre el ámbito académico, periodístico y editorial, que antes caminaban separados. Esta nueva versión del Observatorio apuesta además, por información «en abierto» para todos, y contenidos para suscriptores de gran calidad, destinados a un público especializado y exigente: supuestos tácticos, organización, inteligencia, tecnología, concursos. Para ello continuamos con un precio de suscripción simbólico de 1€ al mes (12€ al año), manteniendo nuestro compromiso de reinversión del 100% de los ingresos en la mejora de la publicación y difusión de la cultura de la defensa.

Han sido cinco años gratos, pero difíciles. Por un lado hemos tenido la satisfacción de contar con la fidelidad de nuestros lectores y de instituciones que como la Asociación ARES de Reservistas Españoles, que han apostado por una publicación especializada, independiente pero respetuosa con los valores y virtudes de nuestras Fuerzas Armadas. Pero por otro, estamos atravesando la peor crisis de medios de comunicación que se recuerda en nuestra democracia.

A nadie se le escapa que el panorama periodístico español es hoy desolador: sequedad del mercado publicitario, sobreabundancia de información, despidos masivos de compañeros periodistas, redacciones adelgazadas… Con este entorno, habernos mantenido a flote ha supuesto un gran éxito.

Capacidad de adaptación
Sin embargo, El Observatorio de Inteligencia, Seguridad y Defensa renace con pleno vigor y lleno de ilusiones. No sólo estamos capeando el temporal sino que seguimos con la ilusión de mantenernos como referencia en el sector de las publicaciones digitales especializadas. Para ello, hemos tenido que adaptarnos a los cambios. Hace cinco años nacimos como una periódico online para reservistas y hoy queremos ser el faro de la comunidad dedicada al ámbito militar, seguridad privada y pública, terrorismo, crimen organizado, inteligencia, protección colectiva. Ensanchamos nuestros horizontes, sin renunciar a una especialización en la que siempre fuimos pioneros.

Gracias también a nuestra redactora jefe, Gema Nieves y a nuestros colaboradores habituales, por su tesón y calidad periodística. Ha sido vuestro esfuerzo el que nos permite  renovar nuestros votos y ofercer al gran público una revista digital amena, rigurosa y original.

Señores, va por ustedes.

NOTA PARA SUSCRIPTORES: Durante los próximos días, nuestra administración irá realizando la actualización de base de datos, para que sigan disfrutando de contenidos especiales, con el mismo nombre de usuario y la misma contraseña. Este proceso culminará en breve, mientras tanto los contenidos se mantendrán en abierto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario