«Ni Blas de Lezo era tan bueno, ni Eslava tan malo»

Cristina Fernández Luque.

El Observatorio CISDE ha tenido el placer de asistir este jueves 18 de septiembre a la conferencia «La Batalla de Cartagena de Indias y Blas de Lezo», organizada por la Subdelegación de Defensa de Sevilla y la Asociación ARES de Reservistas Españoles,  a cargo del Coronel de Caballería Francisco Javier Membrillo Becerra.

El Club de Oficiales del Acuartelamiento Aéreo de Tablada (Sevilla) recibía en la tarde de ayer al nutrido grupo de asistentes al evento; militares, reservistas y civiles interesados en conocer los hechos que dieron lugar a una de las batallas más desiguales libradas entre fuerzas españolas y británicas.

El coronel Membrillo (R) es una gran conocedor de estos hechos, así como del desarrollo completo del enfrentamiento, no en vano, es el autor del libro «La Batalla de Cartagena de Indias» que los asistentes tuvieron la oportunidad de adquirir una vez finalizada la exposición.
«No soy un historiador, ni un novelista. Prueba de que este libro no es una novela es que no aparecer ninguna mujer». Con esta broma, que arrancaba la risa de los asistentes, iniciaba su exposición el coronel Membrillo.

El ponente realizó un repaso exhaustivo de los antecedentes del conflicto bélico, así como de su desarrollo y consecuencias para ambos bandos. Una multitud de datos fidedignos producto de más de tres años de concienzuda investigación y recogida de datos de fuentes primarias.

La «excusa» de los ingleses
En 1713, finalizada la Guerra de Sucesión española, se firma el Tratado de Utrecht, en el que los ingleses consiguen una serie de concesiones

El coronel Membrillo durante su exposición

comerciales en las Américas. Acuerdos que son incumplidos desde un principio por ambas partes, de uno u otro modo. Este fue el punto de partida, y la «excusa» esgrimida por los ingleses para declararle la guerra a España. Para Membrillo, el objetivo real de los británicos era hacerse con las rutas de transporte de los metales precioso.

A lo largo de la exposición, el Coronel realizó un esbozo de las personalidades de Vernon, al frente de las fuerzas británicas, y de Sebastián Eslava y Blas de Lezo, de las españolas. Quiso romper una lanza a favor de Eslava, ya que tradicionalmente ha quedado a la sombra de Blas de Lezo en cuanto a sus capacidades como estratega: «…ni Blas de Lezo era tan bueno, ni Eslava tan malo…».

Lo que quizás resulte más llamativo del enfrentamiento es que la desigual proporción de medios con los que contaba cada bando para la batalla, no inclinara la balanza de la victoria en el sentido de los más favorecidos en este sentido, que eran los ingleses.

Una victoria producto de una buena estrategia
Tras la narración objetiva de los hechos que hizo Membrillo quedó claro, no obstante, que la victoria de los españoles fue una pura cuestión de estrategia, y de una sinergia entre dos hombres que, a pesar de sus muy diferentes personalidades y visión de la estrategia, se entendieron por encima de todo para rechazar al enemigo común.

Diploma de reconocimiento entregado al conferencianteLos asistentes se mostraron muy participativos en el coloquio que siguió a la charla, y formularon varias preguntas al conferenciante, que se mostró encantado de resolverlas y escuchar diversos puntos de vista sobre los hechos narrados.

Para finalizar, el coronel Membrillo firmó ejemplares de su libro a aquellas personas que se interesaron por adquirirlo, que no fueron pocas.