Imagen oficial ofrecida por la secretaria del JEMAD

Los observadores españoles asumen una mayor responsabilidad en la misión de las Naciones Unidas en Colombia

Reyes González

En el proceso de abandono de armas en Colombia, los dieciocho observadores españoles desplegados por la ONU han adquirido una mayor responsabilidad en el proceso.  

De estos dieciocho, catorce pertenecen a las Fuerzas Armadas, dos a la Guardia Civil y otros dos a la Policía Nacional. Se encuentran bajo el mando del coronel Alejandro Rubiella. Tanto en el Cuartel General de la misión como en las sedes locales han ocupado puestos de mayor responsabilidad, según la información ofrecida por el Estado Mayor de la Defensa (EMAD). Se ocupan de las acciones relacionadas con la dejación de armas y la destrucción de depósitos de munición.

La misión está liderada por el Deparment of Political Affairs (DPA) de las Naciones Unidas. Su objetivo es “monitorizar y verificar la dejación de las armas y formar parte del mecanismo tripartito que supervisará el cese al fuego definitivo bilateral y la cesación de hostilidades tras la firma del acuerdo de paz”- según explica el EMAD.

Este trabajo ha conllevado un prestigio entre las autoridades y la población local. Día a día, trabajan para el cumplimiento del Acuerdo de Paz que fue firmado a finales del pasado año por las FARC y el Gobierno del país.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario