Imagen oficial

La Policía Nacional golpea al terrorismo yihadista en suelo español

Reyes González

La Policía Nacional detuvo en el día de ayer a dos personas relacionadas con el yihadismo. En Ceuta, un hombre fue detenido acusado de ser pieza clave en el aparato de captación y adoctrinamiento de DAESH. En Alicante, otro hombre ha sido detenido por su integración en el grupo terrorista, enaltecimiento y adoctrinamiento del ideario salafista yihadista.

Según los datos ofrecidos por la Policía Nacional, desde que en el año 2015 se decretó el Nivel 4 de Alerta Antiterrorista (NAA), un total de 158 terroristas yihadistas han sido detenidos en operaciones en nuestro país por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En el exterior se han detenido 203 desde comienzos del propio 2015.

Golpe en Ceuta

Un hombre de nacionalidad española y de 29 años de edad ha sido detenido acusado de formar parte de una red terrorista salafista-yihadista que se encontraba establecida en el barrio del Príncipe, en Ceuta. Como ha informado la Policía Nacional en un comunicado de prensa: “La labor que llevaban a cabo era la de captar jóvenes vulnerables de la barriada del Príncipe con el fin de lograr progresivamente su radicalización”.  El detenido adoptó una estética fundamentalista en su aspecto físico. Para llevar a cabo su labor, reproducía imágenes de ataques terroristas o la ejecución de acciones de martirio junto a “la recompensa” que tendría en el paraíso.

En las redes sociales, gestionaba un perfil que evidenciaba su adhesión al grupo terrorista. Mediante éstas mostraba pautas a otros jóvenes para visionar publicaciones yihadistas sin que fuesen detectados. Hace unos meses, su mujer fue detenida por sus labores de adoctrinamiento y captación. Según la propia policía: “había declarado a su círculo más cercano su intención de trasladarse a zona de conflicto para combatir como “muyahidín”, manifestando que se marcharía a vivir a Marruecos o Bélgica para no despertar sospechas en caso de marcharse de forma inesperada”.

Además, para evitar su detención, realizaba las labores de adoctrinamiento desde su coche, lugar que consideraba seguro. El detenido no sólo había ya  declarado su animadversión a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sino que también había agredido a agentes de la policía durante una de las intervenciones en el barrio en el que ha sido detenido.

Esta misma red ya había sido desarticulada de forma parcial en el mes de noviembre del pasado año. En aquella ocasión, cuatro de sus principales integrantes fueron detenidos.  La operación se ha efectuado por agentes de la Comisaría General de Información junto a la Brigada Provincial de Información de Ceuta y el Centro Nacional de Inteligencia.  Continúa abierta y se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción número 5 y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Detención en Alicante

Horas más tarde, la Policía Nacional anunciaba la detención en Teulada (Alicante) de un hombre que estaba integrado en el DAESH. Asimismo, ha sido acusado de enaltecimiento del terrorismo y adoctrinamiento del ideario salafista yihadista. De nacionalidad egipcia y con 46 años, facilitaba el regreso de yihadistas de Siria e Irak. Les proveía de lugares de refugio y les ayudaba con  las labores relacionadas con la documentación y recursos económicos.  La operación se ha desarrollado por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional en colaboración con la Brigada Provincial de Información de Alicante

Aprovechando la posición que obtenía dentro de la Comunidad Islámica en Alicante, difundía contenidos que alababan los atentados terroristas del DAESH dentro de la misma. Las redes sociales le servían como instrumento para llevar a cabo esta actividad y generar odio. Se publicaban vídeos que invitaban a hacer la yihad violenta.  Según la información oficial ofrecida por la Policía Nacional: “Los investigadores habían comprobado que este individuo se había comprometido recientemente a traer a una familia desde Siria, donde uno de sus miembros habría fallecido combatiendo en las filas de DAESH.  Para este fin les facilitaría el desplazamiento desde zona de conflicto a la frontera turca, y posteriormente les gestionaría la necesaria documentación falsa de tránsito desde Turquía a España. Las personas a las que pretendía ayudar tienen actualmente en vigor diversas Órdenes Internacionales de Detención (OID) por su integración en el grupo terrorista DAESH.”

Además, de esto, se ha podido saber que pretendía obtener por medios fraudulentos, cartas de invitación para dos personas que tenían antecedentes policiales por su conexión con el terrorismo. El detenido pretendía facilitar la entrada de éstos desde Egipto a España. Al igual que la anterior en Ceuta, la operación continúa abierta. Se está desarrollando bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción, Número 6, de la Audiencia Nacional y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

El Ministerio del Interior incluye estas operaciones dentro del marco cuyo objetivo es la detención temprana y neutralización inmediata de potenciales células o terroristas que pueden cometer atentados yihadistas en España.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario