El SEPRONA detiene a una ganadera acusada de la muerte de 350 cabras por inanición

Reyes González

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) ha detenido a una ganadera de 47 años acusada de un delito maltrato animal en la comarca de la Litera (Huesca). En la explotación que la Guardia Civil encontró se hallaban 346 cabras muertas y otras 36 sobrevivían en un estado lamentable.

La detención se ha producido en el marco de la operación MAXIMUS, que está encaminada a la detención y control de actividades ilícitas que están relacionadas con el bienestar de los animales en el espacio ganadero. Una operación en la que ha participado la patrulla del SEPRONA de Monzón y la Sección del SEPRONA de la Guardia Civil de Huesca. Finalmente, la mujer de 47 años ha quedado ha sido puesta en libertad con cargos por el Juzgado de Instrucción nº1 de Monzón.

Además, el caso ha sido puesto en conocimiento de la Dirección General de Alimentación y Fomento Agroalimentario de la Diputación General de Aragón (DGA) para que se tomen las medidas pertinentes de cara a garantizar el bienestar de los animales que seguían vivos. La retirada y destrucción de los 346 cadáveres ha sido llevada a cabo por el Servicio Provincial de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de la propia DGA en Huesca.

Sólo en el año 2016, en el marco de la operación MAXIMUS fueron detenidas y/o imputadas seis personas por delitos de maltrato animal según los datos ofrecidos por la Guardia Civil.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario