“Recuperamos la historia de nuestra gloriosa infantería”

Verónica Sánchez Moreno

Creado a mediados del pasado año, el Regimiento de Infantería “Zaragoza” nº 5, en el que se encuadra la Bandera de Infantería Protegida “Ortiz de Zárate” III/5, es uno de los dos nuevos regimientos (junto con el “Nápoles” nº 4, en el que se integran las banderas Roger de Flor I y Roger de Lauria II), con los que cuenta la Brigada Paracaidista (BRIPAC). Así, en su camino para adaptarse a la nueva orgánica del Ejército de Tierra y convertirse en una Brigada Orgánica Polivalente, a la BRIPAC ya sólo le queda un paso, la integración del Regimiento de Caballería “Lusitania” nº 8, prevista para este primer semestre de 2017. 

El acuartelamiento “Santa Bárbara” de la murciana localidad de Javalí Nuevo es la base del nuevo regimiento “Zaragoza”, al frente del cual se encuentra el coronel Luis Sánchez-Tembleque Letamendía, cuya carrera militar ha discurrido en su mayor parte en la Brigada Paracaidista, además de haber mandado el Batallón ‘Fuerteventura’ I del Regimiento de Infantería “Soria” nº 9 y el Regimiento de Infantería Ligera “Tercio Viejo de Sicilia” nº 67 en San Sebastián. “Alcanzar la máxima operatividad y preparación”, es el objetivo que se marca para este nuevo regimiento que empieza a andar de su mano.

Con la constitución del Regimiento de Infantería ‘Zaragoza’ nº 5 el pasado mes de julio la Brigada Paracaidista dio un paso más en su transformación para adaptarse a la nueva orgánica del Ejército de Tierra, ¿cómo se encuentra actualmente este proceso que estaba previsto que concluyese en el primer semestre de 2017?
Por nuestra parte ya hemos realizado esta reestructuración a la nueva orgánica que, básicamente, se trataba de la constitución del escalón regimiento, lo cual era fácil porque partíamos de la base de tener la unidad subordinada constituida, que es la Tercera Bandera Paracaidista. Se constituye el escalón regimiento con mi presencia en el Mando y una Plana Mayor de Mando, así como con las personas aquí destinadas. Por lo tanto, en cuanto a personal y estructura está conseguida, en cuanto a materiales, nos están llegando los de la nueva orgánica.

¿Por qué cambiar la denominación de la Bandera de Infantería Ligera “Ortiz de Zárate” III a Bandera de Infantería Protegida “Ortiz de Zárate” III/5, en la que se encuadra el Regimiento?
Pasa de Bandera de Infantería Ligera a Bandera de Infantería Protegida, por los nuevos medios con que se nos dota. Estamos en proceso de llegada de los mismos. El vehículo blindado sobre ruedas que estamos recibiendo es el BMR, aunque en el futuro se espera que sea el blindado 8×8. Y estamos también realizando la instrucción de los nuevos puestos: básicamente instrucción de conductores, tiradores y adaptándonos al vehículo.

¿Cuándo está previsto que adquieran su operatividad máxima, ya que se ha considerado que el Regimiento cuente con vehículos blindados y que pueda ser equipado con el 8×8?
Desconozco cuándo nos llegará el 8×8, ya que es un tema de nivel Ministerio de Defensa y se me escapa. De momento, los que sí nos van llegando son los BMR y a lo largo de este año iremos recibiendo vehículos que proceden de diferentes unidades. Una vez que tengamos aquí todos los vehículos la operatividad de esta nueva capacidad que tenemos estará conseguida. Por otro lado, la unidad sigue operativa con sus capacidades anteriores, es decir, como infantería paracaidista, con una doble especialidad: por un lado, mantenemos la capacidad de realizar operaciones aerotransportadas por lanzamiento paracaidista y, a su vez, la Tercera Bandera “Ortiz de Zárate” dentro de la Brigada Paracaidista está especializada en operaciones de asalto aéreo, que se hacen en combinación con las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) con el uso del transporte en helicópteros. Por lo tanto, mantenemos la capacidad paracaidista y la de asalto aéreo y estamos trabajando la nueva capacidad de transporte, que a lo largo de este año se consolidará.

¿Cuántos hombres y mujeres componen el regimiento y de qué medios materiales se dota?
Somos unos 540 militares en el regimiento y los medios materiales son los propios de la infantería ligera, similares al resto del Ejército. Los materiales que nos diferencian son la mula mecánica, ahora la Brigada Paracaidista está recibiendo la Mula Falcata, que es muy ligera y propia de la capacidad paracaidista. El resto de los materiales son los mismos que tiene la infantería del Ejército de Tierra y ahora, además, el mencionado vehículo blindado sobre ruedas.

El Regimiento ‘Zaragoza’ se ha reactivado, ya que había sido disuelto en 1965 y es heredero del Tercio de Lisboa, ¿se recupera una pieza de la historia militar de España?
Es un regimiento nuevo porque la estructura regimiento es nueva en la Brigada Paracaidista, se generan dos regimientos en la única brigada que no tenía. El Mando trataba con la unidad tipo batallón, con las banderas y grupos y se crea este escalón regimiento a similitud del resto de Brigadas Orgánicas Polivalentes. Por lo tanto, los regimientos sí son nuevos, pero se toman los nombres de viejos Tercios de la infantería española, con lo cual recuperamos espiritualmente, de manera inmaterial, parte de la historia de nuestra gloriosa infantería. Tenemos el honor de llevar estos nombres y contamos con nuevos escudos y guiones de regimiento que están inspirados en aquellos Tercios, en aquel Regimiento de Zaragoza que previamente fue el Tercio de Lisboa, porque nació en 1.579 para reclamar los derechos dinásticos de Felipe II en Portugal.

¿Cuáles son los objetivos a corto, medio y largo plazo del regimiento?
Unos y otros son los mismos: alcanzar la máxima operatividad y preparación, estar siempre en disposición de cumplir las misiones permanentes que tiene asignado el Ejército de Tierra y en condiciones de responder a los posibles despliegues en zonas de operaciones o planes que se puedan activar, así como alcanzar en este año las capacidades plenas como infantería protegida. En estos momentos no tenemos previsto ninguna salida al exterior inminente pero contamos con la experiencia en la Brigada Paracaidista de activarnos casi de un día para otro. Somos una unidad que se caracteriza por esa disponibilidad permanente y por consolidar y mantener la preparación paracaidista y de asalto aéreo.

Actualmente la BRIPAC participa en la misión Libre Hidalgo en Líbano, pero el historial de operaciones de los paracaidistas es largo, las más recientes Mali o Afganistán. Como acaba de señalar, ¿destacan los paracaidistas por su proyección exterior y su labor fuera del Territorio Nacional?
Sí, de hecho la primera misión en el exterior que se realizó después de volver del Sáhara en 1975 (aunque la operación del Sáhara tuvo lugar cuando era una provincia española) fue en 1991, cuando el Gobierno y el Ejército depositaron su confianza en la Brigada Paracaidista para realizar esta primera misión en el exterior, en el Kurdistán iraquí.

Tuve la fortuna de participar en aquella operación y recuerdo perfectamente cómo estábamos corriendo la maratón de Madrid el último fin de semana de abril y el 1 de mayo salíamos para el Kurdistán, cuando no había ninguna práctica de este tipo de operaciones. Gracias a Dios nos han mantenido en esa vanguardia a la hora de desplegar. La Brigada de la Legión y la Brigada Paracaidista han sido siempre las primeras en salir a los nuevos escenarios.

Ha sido jefe del Batallón “Fuerteventura” I/9, ha estado destinado en la I Bandera Paracaidista, en el Estado Mayor del Ejército y en el Cuartel General de la BRIPAC, ¿qué supone para usted estar al frente del Regimiento de Infantería ‘Zaragoza’ nº 5?
Desde que salí de la Academia he estado, en los empleos de teniente, capitán y comandante, en la Brigada Paracaidista. En el empleo de teniente coronel tuve la fortuna de que se me asignase el mando del Batallón “Fuerteventura”, dentro del Regimiento Soria 9, el más antiguo de Europa y dicen que del mundo. Fue una magnífica experiencia en la maravillosa isla de Fuerteventura. También preparé contingentes para salir al exterior, en concreto, a Afganistán, a semejanza de lo que viví de forma directa con dos despliegues en ese país durante mi empleo de comandante. Una operación dura, con bajas, y con heridos y mutilados, lo que nos da conciencia de la importancia de la preparación. Tanto a la Brigada Paracaidista como a la Brigada “Canarias” se les asignaba el periodo estival de participación en Afganistán, que era cuando la insurgencia estaba más activa, de ahí viene que en algunas unidades tengamos un mayor número de bajas. Luego tuve la fortuna de ser destinado como Jefe de Plana Mayor del Regimiento “Tercio Viejo de Sicilia” en San Sebastián. Han sido dos muy buenas experiencias para aprender de forma directa como jefe de batallón y de plana mayor lo que es un regimiento al uso y creo que esta experiencia me ha permitido y facilitado la tarea como jefe de un nuevo regimiento.

Desde su experiencia, ¿con la nueva estructura de las Brigadas Orgánicas Polivalentes se gana en capacidad y en operatividad?
Se gana en capacidades ya que dentro de la orgánica de cada brigada tenemos diferentes capacidades. Por lo tanto, la Brigada Paracaidista mantiene sus capacidades paracaidistas, de asalto aéreo y de infantería ligera, pero además gana otras capacidades. En el caso de mi regimiento, la Bandera “Ortiz de Zárate” tiene capacidad de actuar en otros escenarios con vehículos blindados o, por ejemplo, la Brigada Paracaidista también tiene un regimiento de caballería que le da una mayor movilidad y potencia de combate. Entonces, sí se gana en versatilidad y en capacidad de proyección.

En un mundo como el actual, ¿cada vez se tiende más a la polivalencia: tener un poco de todo en todos los sitios para estar preparado ante cualquier circunstancia?
Efectivamente, la incertidumbre es una de las características actuales. La incertidumbre dentro de un escenario y la incertidumbre de en qué escenario vamos a ser utilizados, con lo cual el ser polivalentes nos da esa facilidad de adaptarnos a escenarios un tanto indeterminados. Y creo que también con los nuevos materiales que conllevan estas Brigadas Orgánicas Polivalentes (como en nuestro caso se considera clave la adquisición del vehículo blindado 8×8 y, en particular, como paracaidista, ver que el Ejército del Aire ha adquirido la aeronave A400), ganamos mucha capacidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario